El nadador andaluz Cristóbal Vargas (Dos Hermanas) consiguió una gran medalla de plata en el Europeo infantil y júnior de aguas abiertas que se ha celebrado en Viena. El hispalense subió al podio con el relevo mixto 4x1.500 de la categoría sub 19.
El relevo de España hizo una excelente carrera para ocupar la tercera final con un cuarteto formado por Noa Martín, Clara Martínez, Pablo Martínez y el propio nadador sevillano. El conjunto español acabó la carrera en un tiempo de 1.06.36.7 horas, a solo 4.54 segundos de la medalla de oro, conquistada por Francia. Alemania se llevó el bronce.
Vargas completó su participación en Austria ocupando la séptima plaza en el 7,5 kilómetros júnior con un registro de 1.27.32.8 horas.

Cristóbal Vargas (Dos Hermanas) ya está preparado para afrontar su segundo campeonato europeo seguido. Tras disputar la pasada semana el Campeonato de Europa júnior de natación en línea en Vilna (Lituania), ahora viajará a Viena para nadar en el Europeo infantil y júnior de aguas abiertas.
El hispalense participará el próximo viernes en la prueba del 7,5 kilómetros, en la que intentará estar cerca de las medallas. También podría formar parte el domingo del relevo mixto sub 19.
Vargas ha llegado en un espléndido momento de forma a la recta final de la temporada, por lo que aspirará a todo en las aguas vienesas.

Muy cerca de las medallas estuvieron las dos deportistas que representaron a la natación andaluza en las aguas abiertas del Europeo de Belgrado. La malagueña María de Valdés ocupó el cuarto puesto en el 5 kilómetros y la alicantina que entrena en Málaga Ángela Martínez finalizó cuarta en el 10 kilómetros.
De Valdés se quedó a apenas tres décimas de segundo de la medalla de bronce en el 5 kilómetros al acreditar un tiempo de 58.29 minutos. Mientras, concluyó octava en la prueba olímpica del 10 kilómetros.
Martínez terminó cuarta en el 10 kilómetros, a menos de tres segundos del bronce. La carrera del 5 kilómetros la concluyó en el sexto lugar.

De Valdés y Martínez nadaron también el relevo mixto 4x1.500 metros, prueba en la que España ocupó el quinto lugar. 

Carlos Garach (Churriana) y Ángela Martínez destacaron con la selección española en la prueba de la Copa del Mundo de aguas abiertas de Soma Bay (Egipto). La prueba les sirvió a ambos para preparar los Juegos Olímpicos de París, una cita para la que ya están clasificados.
Garach y Martínez formaron parte del relevo 4x1.500 metros que ocupó la cuarta plaza, muy cerca por tanto de las medallas. España hizo un tiempo de 1.11.17.7 horas con la presencia también de Guillem Pujol y Paula Otero.
En la prueba olímpica del 10 kilómetros, Ángela Martínez ofreció un festival de fuerza y técnica para alcanzar la tercera plaza. Garach concluyó en la décima plaza a menos de 9 segundos de los puestos con derecho a podio.

La primera etapa de la Copa del Mundo de aguas abiertas contará con representación andaluza. Hasta la ciudad egipcia de Soma Bay se desplazará Carlos Garach (Churriana) para iniciar la segunda parte de la temporada. También nadará la alicantina que entrena en Málaga Ángela Martínez.
Garach y Martínez participarán el día 23 en el 10 kilómetros, la distancia olímpica de esta modalidad acuática. Ambos podrían nadar también al día siguiente en el relevo mixto.
La competición le servirá a ambos para preparar los Juegos Olímpicos, pues se clasificaron en los recientes Mundiales de Doha.

La malagueña María de Valdés firmó la mayor gesta de su carrera al lograr la medalla de plata en el 10 kilómetros de aguas abiertas de los Mundiales de Doha y una plaza en los Juegos Olímpicos de París. La nadadora andaluza hizo historia también a nivel nacional al conseguir el primer podio para España en el Mundial en esta prueba.
María de Valdés compitió con valentía durante toda la prueba, pues siempre nadó con las mejores en las primeras posiciones. La deportista formada en el CN Fuengirola demostró desde los primeros kilómetros, brazada a brazada, que venía dispuesta a acabar entre las 13 mejores y con ello sellar su plaza olímpica.
Con el paso de los kilómetros y las boyas se consolidó tanto entre las tres primeras que pasó a luchar por los tres puestos con derecho a subir al podio, una gesta que nunca había conseguido una nadadora española en los Mundiales.
La andaluza luchaba codo con codo con leyendas mundiales de la distancia como la holandesa Van Rouwendaal y las siempre peligrosas australianas. La recta de meta la encaró en la primera plaza, aunque casi emparejada con sus dos rivales más directas. Finalmente tocó la placa de meta en la segunda plaza con un tiempo de 1.57.26.90 horas, a solo una décima de segundo de la campeona, la holandesa Van Rouwendaal (1.57.26.80) y con algo más de un segundo de renta sobre la tercera, la portuguesa Angélica Andre (1.57.28.20). La cuarta posición la obtuvo la australiana Moesha Johnson con 1.57.30.80.
España logró una plaza más en los Juegos de París, también con acento andaluz, pues la ilicitana que entrena en Málaga con la FAN Ángela Martínez ocupó el puesto 13 con un crono de 1.57.36.60. La discípula de Xavi Casademont luchó hasta el final para hacer realidad su sueño de ser una nadadora olímpica.
María de Valdés es una nadadora formada desde pequeña en el CN Fuengirola que posteriormente hizo las maletas para entrenar en Galicia con el club Liceo. A sus 25 años ha hecho realidad lo que tantas veces a buen seguro había soñado. Su éxito lo es también de toda la natación malagueña y de todos los que han trabajado en Andalucía por las aguas abiertas desde hace más de 25 años.

La nadadora reconoció a la conclusión de la prueba, visiblemente emocionada, que “todavía no me lo creo”, además de dedicarle la gesta a su padre, “que ha fallecido hace tres meses, a toda mi familia que me está apoyando desde España, a mi entrenador, Jesús, y a todo el staff de España que me ha apoyado en estas circunstancias”.
Sobre la carrera señaló que fue complicada por la marea y las corrientes pero que “he sabido llevarlo lo mejor posible y al final he intentado estar codo a codo con las mejores, porque sabía que era la oportunidad que tenía y no la he dejado escapar”.
De Valdés apuntó que todavía se encontraba tan feliz que “estoy todavía en una nube, pues es un sueño hecho realidad, quería estar siempre en el top 10 para que se no me escapase esa plaza olímpica y sabía que había que estar arriba, pues en el momento en el que te descolgases no iba a haber manera de volver a meterte ahí”.

Patrocinadores

Colaboradores

Institucionales